Paula Pons logo

Conociendo a
Edmund de Waal

Hoy quiero dar a conocer la delicada e inspiradora obra del artista Edmund de Waal, el cual para mí es una fuente inagotable de inspiración, pureza y verdad.

 

Podría pasarme horas escuchando hablar a Edmund de Waal (Nottingham, 1964), quién considero un gran artista, escritor y, para mí, gran hablador (que de esos vamos escasos).

Edmund de Waal es ante todo ceramista. Ha exhibido en algunos de los mayores museos y galerías del mundo como el British Museum de Londres, Ivorypress de Madrid, la Gagosian Gallery y la Galería Max Hetzler de Berlín.

Trabaja mayoritariamente con porcelana, un material del cual se enamoró y al que ha dedicado años de búsqueda y trabajo. Sus piezas, siendo de una sencillez extrema, parece que busquen ser observadas durante horas y es que tienen el poder de cautivar, de hacer que se te olvide el tiempo.

 

 

De Waal crea instalaciones que parecen paisajes de sombras, reflejos y gestos. Sus creaciones recuerdan a vitrinas llenas de objetos y colecciones. Lo que hay en realidad son vasos de porcelana blanca reflejados en placas cubiertas de papel dorado, piezas pesadas de mármol, trozos translúcidos de alabastro o acero oxidado que nos muestra el paso del tiempo.

Sus cerámicas, siempre imperfectas, muestran los gestos y las horas pasadas en el torno. De Waal las esconde, las enseña, las refleja, las apila, las rompe. Juega con tu imaginación y con tus ganas de saber, con tus ganas de tocar y de encontrar con la mirada objetos escondidos.

Para Edmund de Waal, usar la vitrina para crear sus instalaciones es como enmarcar una parte del mundo. Es un momento de pausa que protege y muestra cuerpos de objetos inmóviles mientras todo sigue girando a su alrededor.

 

Coleccionar es convertir el ver en tener,
y el tener en saber.

Sin ser coleccionista, de Waal colecta, junta y exhibe y nos muestra que coleccionar es mucho más que acumular objetos; es algo vivo. Para él, coleccionar es entender los objetos como fuente de sabiduría. Es allí donde el saber deja de ser algo individual para ser comunicado y dispersado.

 

De ahí sale su famoso y premiado libro ‘La liebre con ojos de ámbar’ donde narra la vida de una colección de Netsuke – figuras en miniatura talladas en madera, metal o marfil que una familia japonesa se especializaba en hacer y que perteneció a su família, los Ephrussi -.

Su segundo libro ‘El oro blanco’ es un viaje por la historia de la porcelana, desde la China del siglo VIII hasta la actualidad, donde su obsesión personal por el color blanco de la porcelana se revela como el secreto mejor guardado del mundo.

Su última obra ‘Library of exile’ (2020) en el British Museum es un espacio para sentarse, leer y estar. Se trata de la creación de una biblioteca con más de 2000 libros escritos por autores de todo el mundo que han sido forzados a exiliarse de su país. La exposición muestra una historia sobre el exilio, la migración y la pérdida de la cultura y del saber. Y genera preguntas sobre qué es lo que se guarda, lo que se conserva y lo que se pierde.

 

obra de Edmund de Waal

 

Realmente Edmund de Waal es un artista que, sin duda, tiene mucho que contar. No puedo evitar recomendar ver, al menos una vez, una de sus exposiciones, que seguro no te dejan indiferente. Pero ve sin prisa. Guarda el reloj en el bolsillo y déjate llevar por las historias de los objetos en las vitrinas, las sombras del espacio y los blancos de la porcelana.

Gracias por leerme,

Paula.

 

PD: si te interesa este autor te dejo con un video que me pareció increíble para que puedas echarle un vistazo. Y si aún quieres saber más, te recomiendo una entrevista exquisita (en inglés) que le hizo la revista Mono Kultur: W is for White. ¡Espero que la disfrutes!

Escribe tu email para seguir este blog!
Share

Leave a comment