Paula Pons logo

Cómo crear un buen
Naming para tu marca

Quiero compartir contigo la manera de encontrar un buen nombre para tu marca.

Hoy quiero contarte cómo crear un buen Naming para tu marca, como encontrar el nombre perfecto para tu proyecto o empresa, ya que el nombre que escojas va a ser tu carta de presentación así que mejor empezar con un buen acierto.

Así que empecemos…

El poder evocador es la capacidad mágica de la palabra, ya que los humanos no entendemos la lógica, sino las historias. Para crear un buen Naming debemos tener en cuenta que no solo importa el significado literal, sino el emocional. El significado tangible. El sensorial. El que va a traer la carga emocional y la personalidad a la marca.

Escribir es tocar el cuerpo.

Jean-Luc Nancy

La palabra es una manera que tenemos de impregnar a las personas. De persuadir. Incluso de vender un producto. Es un arma muy potente de la que todos disponemos, y si además, la aprendemos a usar bien, nos puede ser de muchísima utilidad.

Escribir es usar la palabra como un cebo
para pescar lo que no es palabra.

Clarice Linspector

Pescar una emoción, una imagen o una sensación con una palabra es lo que queremos conseguir con nuestro Naming o nombre de marca. Transmitir la historia que hay detrás de nuestra marca. Lograr evocar un concepto, sugerir una idea.

Y para empezar, estos son los puntos más importantes que todo Naming tiene que tener:

  • Único y distinto

Debe proyectar personalidad propia y también para diferenciarnos de nuestra competencia.

  • Breve y fácil de recordar

Los Namings más largos serán mucho más difíciles de recordar. Normalmente es mejor una palabra o frase corta que tenga un gancho o que remita a un concepto concreto que esté asociado a nuestra marca.

  • Fácil de pronunciar

Debemos tener en cuenta como se pronuncia esta palabra en nuestro idioma. ¿Suena bien? ¿Es placentero y apetecible pronunciarla o nos cuesta un poco? ¿Se pronuncia con facilidad en otros idiomas?

  • Geografía

Vigilamos lo que quiere decir en otros idiomas, sobre todo si estamos buscando un Naming para una marca internacional.

No hace falta decir que tenemos que evitar las asociaciones negativas a nuestro Naming o nombre de marca. Una marca con una asociación positiva o divertida será mucho más atractiva y fácil de recordar.

Pero ¿qué pasa si no se nos ocurre ningún nombre bueno para nuestra marca o empresa?

Pues como en todo hay técnicas que son de mucha ayuda. Incluso si ya tienes pensado un Naming te recomiendo seguir estos pasos para confirmar que es bueno y cumple con todos los requisitos.

Lo primero que tenemos que hacer es un análisis de los Namings de las marcas o empresas que están en nuestra localidad:

1. Análisis de naming de nuestra categoría.

Por ejemplo, si queremos hacer el naming de un hotel buscamos como se llaman los otros hoteles, especialmente los que están en nuestra región.

2. Análisis de naming de la categoría paralela.

Siguiendo el ejemplo de arriba buscaríamos nombres de restaurantes, casas rurales, albergues, bares, y posiblemente discotecas u otros lugares de ocio.

3. Construcción

Una vez hecho el análisis de nuestra competencia y de las categorías paralelas, decidimos qué tipo de construcción queremos usar para nuestra marca:

  • Descriptiva (La casa Encendida)

  • Neologismo (Kodak, Adidas)

  • Sugerente (Tourline, Express)

  • Evocativo (Aquarius, Aquarel, Yoigo)

  • Asociativo (Galletas Dorada)

Después de hacer el análisis y de decidir la construcción, es el momento de hacer un Brainstorming, o lluvia de ideas. Escribimos todas las palabras o frases que se nos ocurran en una lista. Las ponemos todas, aunque parezcan raras, no nos suenen bien en ese momento o nos recuerden demasiado a otra marca.

Poco a poco vamos leyendo ese listado y hacemos una selección. Leemos las palabras, pensamos qué significan (literal y sensorialmente) y las pronunciamos en voz alta. Las que estén lejos de representar a nuestra marca, las descartamos.

Finalmente, nos tenemos que armar de valor, y de entre las dos o tres palabras que nos queden, escoger una. No está mal preguntar a gente conocida como las perciben, a qué les recuerda o incluso oír como las pronuncian. Así tendremos una percepción más amplia de nuestro Naming o nombre de marca y nos será más fácil escoger una.

Y como dice el dicho, una imagen vale más que 1000 palabras. Pero si das con la palabra buena… ¡Imagina todo lo que has ganado!

Aunque parezca fácil, como todo en esta vida, es solo cuestión de práctica y de dedicarle un poquito de tiempo. A veces se nos puede venir a la cabeza la palabra ideal cuando menos lo esperamos. ¡Así que no te ofusques, dale tiempo y seguro que tarde o temprano te vendrá la palabra mágica a la cabeza!

Y yo me despido con una frase de Eugenio Trias:

Escribir es inscribir algo en la carne.
Es tatuar al que lee.

Espero que este artículo sobre cómo crear un buen Naming para tu marca te sea útil y si es así te animo a compartirlo. Muchas gracias,

Paula

Escribe tu email para seguir este blog!
Share
1 Comments
  • Eduardo
    Reply
    September 3, 2020

    Es muy top este blog.
    I’ll keep an eye for more.

    xx

Leave a comment